Corazón de Fresa, conquistador y complaciente. Comienza la temporada de fresas

Corazón de Fresa, conquistador y complaciente

Las fresas no pasan desapercibidas para nadie y menos para nuestra colaboradora Raquel Contador, que como cada mes, nos habla de sus bocados emocionales más profundos. Es época de fresas y por eso vamos a hablar de ellas como se merecen.

Ya pasó San Valentín, ese día tan cotizado entre los enamorados, donde se respiran corazoncitos por doquier y donde el detalle se hace imprescindible. Cada uno, a su tema; y a mí San Valentín me recordó que Recetags y yo teníamos una cita tras el día del amor, desvelándome la protagonista de mi próximo post; la señorita Fresa. Así que, vamos a ver qué nos cuenta esta fruta tan coqueta y que nunca pasa desapercibida.

Personalmente, siempre me han gustado las fresas, para empezar porque son las primeras en quitarse el abrigo, para ir dando paso a la primavera y eso ya tiene muy buenas connotaciones; de niña, solía tomarlas en verano, solas o con nata montada.

Nadie se puede resistir a morder unas fresas; tan pequeñas y tan sabrosas

Las fresas, tan pequeñas y tan sabrosas. Foto de Rosa Iglesias del blog Milhojas-El blog de Rosa

 

Como buenas conquistadoras, las fresas saben enamorar de poquito a poco. Primero, nos seducen con su color y aroma, para ganarse nuestro bocado. Saben que están buenas, que gustan y que su sabor engancha. Pero, su fin va más allá del enamoramiento, quieren estar siempre presente y entregarnos su corazón.

¿Cómo mantienen viva la llama del amor?

No son ambiciosas y se saben lucir al natural, teniendo claro que con ciertos galanes son irresistibles, placenteras y elegantes. Eso sí, no se van con cualquiera, pues su vivo color les hace selectivas. Se ponen mantilla blanca, para ensalzar su sabor y calmar su acidez, potenciando además su tersa textura ¡benditas fresas con nata! Muestran su lado más seductor y exótico vistiéndose de chocolate, logrando un contraste de sabores y sensaciones que van más allá de saciar el apetito. Su lado más picante y chispeante se muestra en ocasiones especiales, junto al cava, como nos mostraron  Julia Roberts y Richard Gere en «Pretty Woman». Como ves, saben buscar el momento y el acompañante, para quedarse contigo siempre, recreando momentos mágicos y memorables.

Sabrosas fresas con chocolate del blog 2Mandarinas en mi cocina

Sabrosas fresas con chocolate del blog 2 Mandarinas en mi cocina

 

No obstante, no solo se visten de gala, si no que día a día hacen que el amor siga creciendo, así se integran en nuestra dieta diaria: se alían con los lácteos –batidos, helados, yogures-; se vuelven melosas y cariñosas, poniendo color a nuestros desayunos ¡qué ricas las tostadas con mermelada de fresa! Cómo no, son grandes amigas de los pasteles, donde encuentran mil y una maneras de mostrar su lado más atractivo. También, le hacen un guiño a los limones, los más difíciles de conquistar y se quedan tan panchas, jeje… Está claro que las fresas siempre besan y digo yo ¿Será por eso que tienen forma de corazón? Es cuestión de probar, las prepares de una manera u otra, te recomiendo siempre que pongas fresas en tu vida; juega con las fresas y verás la cantidad de recetas con fresas que podrás preparar con ellas.

Recetario con fresas para todo tipo de recetas dulces y saladas

Nuestro recetario más colorido con fresas

 

Me despido desvelando un secreto. Al comenzar este escrito no tenía ni idea de qué me iban a contar estas hermosas fresas y, ahora, le doy las gracias por hacerme reflexionar y pasar un rato tan ameno. Cuando vuelva a comer fresas les sonreiré agradecida, por compartir sus virtudes y no bajar la guardia; sin más, un brindis porque el amor siga floreciendo y dando sus frutos.

¡Venga, atrévete y cuéntanos cuál es tu momento más fresa!

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *