Cerezas, fruta de temporada y reinas del picoteo y del coqueteo

Las cerezas, la chispa del coqueteo y del picoteo

Hoy damos la bienvenida a nuestras amigas las cerezas. Como cada mes, y de la mano de nuestra genial colaboradora Raquel Contador, os abrimos las puertas de esta fruta de temporada y unas de las protagonistas de los meses que se avecinan.

Como cada mes, he de reservar hueco en la agenda para conversar con distintos ingredientes, “causas” originarias de bocados de emoción. Hoy, las invitadas a la buena charla son las Cerezas; sí, sí, esas frutitas rojas y redonditas. Mi primera cuestión es preguntarme a mí misma qué podría contarte yo de las cerezas que tú no sepas, pues es bien conocida por todos. Así que, aunque las presentaré brevemente –cortesía de bienvenida- intentaré sonsacarle algún secretillo y si no, al menos, las sacaré los colores, más aún si cabe, jeje…

Cerezas, dulces y muy sabrosas
Cerezas, dulces y muy sabrosas

 

Pequeñitas, coquetas, más o menos dulces, las cerezas nos visitan cuando el frío se aleja, comenzando con ese bello paisaje que ofrecen los cerezos en flor en primavera. Como extremeña, es un orgullo que el Valle del Jerte –al Norte de la provincia de Cáceres- sea una imagen única y un referente a nivel mundial. Eso sí, recuerda que las cerezas y las picotas son de la familia, pero su personalidad es distinta: las picotas son una especie de cerezas, más pequeñitas, menos ácidas, más sabrosas y de carne más firme, por lo que resultan más crujientes que las cerezas. Cómo no, son muy independientes, se maquillan con un color muy intenso y caminan solitas, sin péndulo caballero; son maduras y, si te fijas bien, se nota.

¿Qué pasa cuando te encuentras a una cereza o una picota?

La saludas, le guiñas un ojo y la invitas a un tentempié o a una copa; sí, te pongo en situación, porque si la pruebas, estás condenado a “charlar” un rato, con un hola no basta, son tan interesantes que te atrapan con su chasquidos y su sabor. Todo esto, para decir que es de esas frutas que son un vicio sano, te envuelve sin necesidad de aditivos. Estamos ante un snack perfecto a media mañana o en la merienda; además son entretenidas, te regalan vitaminas, benefician tu memoria y te facilitan la digestión. O sea, qué siempre es bueno encontrarse con estas frutitas tan embaucadoras.

Las cerezas nunca viajan solas
Las cerezas nunca viajan solas

 

Pero, oye no sólo te dan cita para picotear entre horas eh, son muy comprensivas y con fácil capacidad de adaptación; sólo te invitan a pensar un poquito, pero avisándolas con antelación, se acoplan con mucho gusto. Lógicamente, mucho mejor si las invitas en verano y para disfrutar de una recetas fresquitas. Por ejemplo, los batidos de cerezas o un yogur natural con picotas son ideales para desayunar; asimismo, un gazpacho de cerezas puede resultar tan divertido como una carne con cerezas glaseadas. Es decir, son buenas compañeras y no sólo en el mundo dulce, aunque sean famosas por los postres que coronan. Pruébalo tú mismo, hay diferentes recetas, dulces y saladas, que invitan a compartir momentos con nuestras protagonistas. Ahora mismo, pienso en cómo estaría un granizado de cerezas con tapa o pajita de chocolate blanco. Ay madre mía, no creí que iban a ser también parlanchinas. Ahora, ¡Me han entrado ganas de invitarlas más veces a la cocina! Una vez más, encantada de ver cómo la creatividad es un ingrediente de aquí y de allá, fuente e inspiración que alimenta cuando menos te lo esperas. Y, a vosotros, ¿Qué os susurran éstas “chicas” tan simpáticas?

Helado de cerezas del blog Atrapada en mi cocina
Helado de cerezas del blog Atrapada en mi cocina

 

PD: ya hay cerezas, pero os recomiendo dejar hueco para las picotas, vienen con sabiduría garantizada

Raquel Contador

Con emoción y curiosidad, disfruto desde pequeña los placeres del Buen Comer, exquisitos en compañía. Ahora, en Recetags y con ilusión, quiero compartir con vosotros mis gastro-sensaciones a través de estos sugerentes bocados llenos de vida. ¡Bienvenidos a mi ciber mesa!

4 pensamientos sobre “Las cerezas, la chispa del coqueteo y del picoteo”

  1. aaayy Raquel! Que post mas rico y poeta, en tu línea!! Me encanta leerte porque lo haces con una simpatía infinita!!!???
    Las cerrzas/picotas son unas d mis frutas favoritas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *