Bizcocho de las Carmelitas Descalzas de Sevillas o del Padre Pío.

Esponjoso bizcocho de las Carmelitas descalzas de Sevilla o del Padre Pío. Receta

Esta receta nos la envía Beatriz, del blog «Bea, recetas y más«, una de las colaboradoras de Recetags. Para la ocasión, nos trae éste tradicional bizcocho de las Carmelitas Descalzas de Sevilla. Te avisamos antes de que sigas leyendo, no es apto para impacientes.

Logo del blog "Bea, recetas y más"
Logo del blog «Bea, recetas y más»

La elaboración de éste bizcocho tiene mucha historia, y es que su receta ha sobrevivido durante siglos. Es, seguramente, una creación gastronómica de las que ya no quedan, basada en el trabajo puramente tradicional y artesanal, dejando de lado la batidora o el frigorífico.Es por ello que la totalidad de su preparación se alarga diez días en el tiempo, buscando la fermentación de los ingredientes y consiguiendo de ésta manera unos sabores y texturas diferentes a los que los bizcochos convencionales nos tienen acostumbrados (inclusive los de carácter caseros). Y si vosotros, como en otras muchas ocasiones me han preguntado, no comprendéis cómo es posible que durante este proceso la masa no se estropee, la explicación es muy sencilla: los ingredientes que forman la masa no caducan en ese periodo de tiempo (azúcar, harina y por último leche).

Esta receta tiene una leyenda, y es que, algo con tantos años, no podía carecer de ella; la leyenda cuenta que la masa madre debe ser obtenida por medio de otra persona, la cual, al ceder la misma, desea al nuevo poseedor suerte y salud. Como yo os quiero mucho a todos, pero no tengo tanta masa, mejor os cuento el secreto y la hacéis en casa, que es muy sencillo:

  1. Hay que empezar siempre un JUEVES (o eso cuenta la leyenda): Se vierte el contenido del vaso entregado en un recipiente mayor y sea añade un vaso de azúcar y uno de harina. No se mezcla. Si no tienes la masa madre, no pasa nada, simplemente vierte en un recipiente un vaso de azúcar con uno de harina, sin mezclar. Ahora sigue el resto de pasos.
  2. VIERNES: Se mezcla con una cuchara de madera, siempre de madera, como se hacía tradicionalmente.
  3. SÁBADO: No se toca.
  4. DOMINGO: No se toca.
  5. LUNES: Se añade un vaso de leche, otro de azúcar y otro de harina. No se mezcla.
  6. MARTES: Se mezcla todo con una cuchara.
  7. MIÉRCOLES: No se toca.
  8. JUEVES: No se toca.
  9. VIERNES:  No se toca.
  10. SÁBADO: Se apartan tres vasos de la masa obtenida (masa madre) que se entregan a tres personas a las que quieras desear suerte y salud.

Ahora coge tu masa y ve añadiendo:

  1. Dos vasos de harina.
  2. Uno o medio vaso de azúcar (al gusto).
  3. Un vaso de aceite (girasol y oliva, al gusto).
  4. Un vaso de leche.
  5. Un vaso de nueces y/o almendras picadas.
  6. Un vaso de pasas sin hueso previamente enharinadas.
  7. Un sobre de levadura.
  8. Dos huevos enteros.
  9. Una pizca de sal.
  10. Una pizca de canela.
  11. Una pizca de vainilla.
  12. Una manzana troceada.
  13. Ralladura de una naranja.
  14. Se mezcla todo bien con la cuchara y se mete al horno a 180ºC, durante 40 o 45 minutos.
Bizcocho de las Carmelitas Descalzas de Sevillas o del Padre Pío.
Bizcocho de las Carmelitas Descalzas de Sevillas o del Padre Pío.

Nosotros hemos probado el bizcocho de Bea y la verdad, exquisito y muy fácil de hacer. Esperamos que te haya gustado la receta y, si eres de los impacientes, te dejamos aquí más recetas de bizcocho, para que las hagas en un periquete.

Saludos.

Rosa M. Iglesias

Desde el aprendizaje continuo y las ganas de transmitir mis experiencias con todos vosotros, surgió la colaboración con receteags. Espero poder transmitir mi amor y mi pasión por la cocina.

Un pensamiento sobre “Esponjoso bizcocho de las Carmelitas descalzas de Sevilla o del Padre Pío. Receta”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *