Tarta árabe para cumpleaños

Receta de tarta árabe para cumpleaños

La receta de este mes es de las de guardar directamente en favoritos. Si alguna vez queréis hacer algo original, rico y que sorprenda a vuestros invitados, no busquéis más, esta receta de tarta árabe es de lo mejorcito que hemos probado en los últimos años. Os encantará.

El pasado noviembre, con motivo de una importante celebración familiar, tuvimos la oportunidad de probar ésta magnífica tarta por primera vez. Una receta de tarta árabe que os va sorprender por varias razones; por un lado sus ingredientes son muy fáciles de encontrar, la preparación es muy sencilla, es original y lo mejor de todo, os va a fascinar la combinación del crujiente de la masa y la suavidad del relleno.

Relleno de nata montada y crema pastelera de la tarta árabe
Relleno de la tarta árabe

 

La pasada semana, con celebración de cumpleaños de por medio, decidimos hacer esta tarta, así que decidimos rescatar las fotos que hicimos hace unos meses y pensamos los ingredientes de la tarta para así poder sacar la receta. Tras varios intentos fallidos, lo conseguimos. El resultado ha sido inmejorable, es sin duda, una de las mejores tartas que hemos probado. Aquí la tenéis:

Ingredientes:

(Para 10 personas)

  • 10 obleas de pasta brick
  • Aceite de girasol para freír las obleas
  • 450 gr. de nata montada
  • 350 gr. de crema pastelera
  • Almendras laminadas para decorar
  • Un poco de azúcar glass para espolvorear por encima

Para la crema pastelera:

  • 375 ml. + 125 ml. de leche entera
  • 115 gr. de azúcar
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 3 yemas de huevo
  • 35 gr. de almidón de maíz (Maizena)

Para la nata montada:

  • 450 ml. de nata líquida 35% MG
  • 50 gr. de azúcar

Preparación:

  1. Comenzamos preparando la crema pastelera ya que es necesario que esté fría para proceder al montaje de la tarta y para ello, comenzaremos poniendo a hervir 375 ml. de leche con el azúcar y con la vainilla.
  2. En un bol a parte batimos las yemas, junto con el almidón de maíz y los otros 125 ml. de leche.
  3. Cuando la mezcla de la leche con el azúcar comience a hervir, la retiraremos del fuego y la iremos añadiendo poco a poco a la mezcla de las yemas, removiendo constantemente hasta que esté todo bien integrado.
  4. Lo volvemos a poner todo en un cazo a fuego medio y sin parar de remover hasta que la mezcla espese.
  5. Echamos la mezcla en un bol que taparemos con film transparente poniéndolo en contacto con la crema, con el fin de evitar que se forme una costra.
  6. Dejamos que se enfríe antes de introducir la crema en la nevera.
  7. Una vez fría la crema, montamos la nata con el azúcar y la mezclamos con 350 gr. de crema pastelera. Debemos obtener una crema lisa y uniforme. La introducimos en la nevera hasta que tengamos nuestras obleas y listas y procedamos al montaje final de la tarta.
  8. Ponemos una sartén grande con aceite de girasol al fuego y cuando esté caliente comenzamos a freír las obleas, unos 10 segundos por cada lado ya que se hacen enseguida. Las iremos sacando de la sartén cuando veamos que están ligeramente doradas y las iremos poniendo sobre papel absorbente para que eliminen el exceso de aceite. Puedes ir haciendo una torre de papel, oblea, papel, oblea etc , para que te sea más cómodo ir dejándolas según las vamos sacando de la sartén.
  9. Cuando hayamos terminado de freír todas las obleas, comenzaremos a montar nuestra tarta y para ello colocaremos una primera oblea sobre la base de una bandeja o plato redondo y echaremos en el centro de la misma dos cucharadas soperas de la crema que teníamos reservada en la nevera. Colocaremos una oblea encima con cuidado de no apretar para no romperla y procederemos de la misma manera, echando dos cucharadas de crema y poniendo una oblea encima, así hasta terminar con todas las obleas y con toda la crema.
  10. Tostamos un poco las almendras en una sartén y se las echamos por encima. Seguidamente espolvoreamos con un poco de azúcar glass.

Consejos:

  • Esta tarta hay que montarla minutos antes de comerla, ya que si la preparáis con mucha antelación, las obleas se humedecerán al estar en contacto con el relleno y ya no serán crujientes. Nosotros la solemos montar con tranquilidad al acabar el segundo plato o 5 minutillos antes de comerla.
  • Si queréis que el corte de la tarta sea perfecto y no se rompa, hacedlo con un cuchillo grande de sierra, de los de cortar el pan.
  • Si te ha sobrado relleno, puedes utilizarlo para rellenar magdalenas, hacer pequeñas tartaletas o unas rápidas empanadillas rellenas de crema pastelera y fruta.

Gracias en esta ocasión a Bea y Luis, del dulce blog Corazón de Caramelo, por preparar esta tarta para nosotros y hacer estas magníficas fotos. Hacen justicia. Bea nos sugirió la posibilidad de añadir unas frutos rojos al relleno de esta tarta. Creemos que cualquier fruta troceada que le añadamos a este relleno, le va a dar un toque realmente bueno y diferente. ¿Qué pensáis vosotros?

Trozo de la tarta árabe
Trozo de la tarta árabe

 

Se trata de una tarta estupenda, y con el paso de los meses hemos ido pensando qué variaciones podemos hacer. ¿Qué tal si cambiamos el relleno que os hemos presentado antes por una mousse de chocolate? El sabor de la oblea frita junto con el del chocolate recordará al del chocolate con churros. Estaríamos ante una nueva versión que seguro tiene que estar de rechupete. También podemos cambiar su presentación y cortar previamente  la pasta brick para así hacer tartas individuales u hornear las obleas en vez de freírlas. Cuestión de gustos.

¿Qué os ha parecido esta tarta? ¿Os ha gustado? El próximo mes de Junio volveremos con una receta muy refrescante.

¡Qué aproveche!

El equipo de Recetags te trae a diario las mejores recetas, noticias de actualidad, lugares e información de interés entre otros temas para que puedas disfrutar con todo lo que rodea al mundo de la gastronomía. ¡Gracias por leernos!

3 pensamientos sobre “Receta de tarta árabe para cumpleaños”

  1. Cuidado. Esto no es una tarta árabe, aunque se haya llamado así. Tiene su origen en el norte de África (es decir, sería tarta mora, no árabe) De hecho proviene de una familia sefardí. La historia de la llegada de la tarta a España la podemos encontrar publicada en la página web del Catering Isabel Maestre

    1. Gracias por tu aportación con la aclaración del origen verdadero Isabel. Nosotros nos centramos solo en su nomenclatura, ya que es así como se conoce allá donde vayas. Un saludo y de nuevo…¡gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *